La Salmor Bike Cicloturista se desarrolla en un circuito de una vuelta, 65 kilómetros, por la zona del municipio de La Frontera en el espectacular entorno natural de la isla de El Hierro, un auténtico paraíso para la práctica del deporte en el medio natural y un tesoro aún por descubrir para los amantes del ciclismo de carretera.

El final de la cuenta atrás coincidirá con las 9 en punto de la mañana y todos los ciclistas se pondrán en marcha desde el lugar conocido como Punta Grande, en dirección al Pozo de La Salud por la carretera HI-551. El buen firme y un trazado relativamente cómodo acompañará a todos los participantes siempre con el Atlántico como testigo.

Hasta ese momento la marcha será controlada y neutralizada, marcando un pedalear agradable para que las piernas vayan entonándose de cara al primer esfuerzo de la jornada, la primera «tachuela» del día, la subida a Sabinosa.

Tras la reagrupación de todo el pelotón que se hará con todos los llegados a ese punto en un tiempo inferior a 40 minutos (los que no lo hayan podido cubrir en ese tiempo previsto por la organización se incorporarán automáticamente al trazado corto), comenzará el tramo libre con el ascenso hasta la localidad de Sabinosa, el pueblo más occidental de España, que espera desafiante a los valientes en lo alto de la loma volcánica.

Después de 3 kilómetros a una pendiente media del 8%, todo por el perfecto firme de la HI-50, se sabrá quién ha sido el más rápido en este primer tramo controlado.

El primer avituallamiento situado en las calles del pueblo servirá para un nuevo reagrupamiento así como para reponer fuerzas y disfrutar de las increíbles vistas que nos ofrece este balcón natural sobre el Atlántico.

En ese punto, el trazado gira de nuevo hacia Tigaday por la HI-50 en marcha neutralizada (20km/h aprox.) y perdiendo poco a poco altitud hasta presentarse en Tigaday donde finalizará la ruta para los participantes del recorrido corto tras haber recorrido un total de 32 kilómetros. Ellos ya podrán disfrutar del avituallamiento de meta y del calor del pueblo de La Frontera que les estará esperando para reconocer su esfuerzo.

Para los más entrenados, los participantes de la prueba larga, un par de kilómetros más adelante empieza el plato fuerte del día, la segunda y mayor dificultad orográfica de la etapa, la temible Subida a La Cumbre.

El punto de partida del tramo cronometrado será desde la Iglesia de La Candelaria, donde se ubica el segundo avituallamiento del día, hay que llenar el cuerpo de energía para afrontar las duras rampas que durante los próximos 15 kilómetros van a poner a prueba las piernas de todos los ciclistas.

Con una pendiente media de un 6% se asciende por toda la HI-1 hasta el cruce de La Llanía. Rectas interminables, curvas de herradura enlazadas de forma continua y toda ella «disfrutando» de las vistas del Valle de El Golfo, cada vez más abajo, y rodeados por los ancestrales bosques de laurisilva que caracterizan esta zona de la isla.

Cuando ya la carretera no puede subir más, cuando el asfalto enfila vertiginosamente el descenso hacia el este de la isla herreña, se dará por terminado el tramo cronometrado y los ciclistas podrán descansar, esperando al resto de sus compañeros recuperando el resuello gracias al tercer avituallamiento dispuesto por la organización en ese punto.

Con la llegada del último de los participantes a este punto se procederá al descenso también neutralizado, no competitivo y siempre detrás de un vehículo de la organización que circulará a una velocidad máxima de 30km/h hasta llegar a la Plaza de Tigaday, donde estará situado el final de forma oficial de este bello, duro y completo recorrido.

Es el momento de disfrutar de lo vivido, de compartir experiencias, emociones y de quedar con los amigos para volver en la próxima edición de esta SALMOR BIKE.